web analytics
Saltar al contenido
Dolor de la Espalda

Causas del Dolor de Cuello y Espalda – ¿Cuáles son y que Debo Hacer?

Síntomas de dolor de cuello

El cuello o columna cervical es una red coordinada de nervios, huesos, articulaciones y músculos dirigida por el cerebro y la médula espinal. Está diseñado para la fuerza, la estabilidad y la comunicación nerviosa.
La columna cervical tiene la importante tarea de proporcionar apoyo y movilidad a la cabeza, que puede llegar a pesar unos 5 kilogramos.

Comienza en la base del cráneo y a través de una serie de siete vértebras cervicales, llamadas C1 a C7, se conecta a la región torácica, o pecho, de la columna vertebral en C7-T1.
Con la excepción del nivel superior de la columna cervical, que rota principalmente el cráneo, la mayoría de los niveles de la columna cervical se pueden describir de la siguiente manera:

  • Un par de articulaciones conectan dos vértebras, permitiendo movimientos de avance, retroceso y torsión.
  • Un disco entre cada vértebra que proporciona amortiguación, espaciamiento y coordinación.
  • Raíces nerviosas que se extienden desde la médula espinal y salen a través del del canal neural (orificios en los huesos) ubicada en los lados izquierdo y derecho de la columna vertebral.
  • Aunque la mayoría de los problemas de la columna cervical se desarrollan con el tiempo, también pueden ser causados o acelerados por una lesión.
  • Varios problemas en la columna cervical pueden comprimir una raíz nerviosa o la médula espinal y causar dolor de cuello y/o síntomas neurológicos (pinzamiento del nervio).

Causas del Dolor de Cuello y Espalda

¿Cómo se desarrolla el dolor del cuello y la espalda alta?

El dolor de cuello y de la espalda es muy común en los adultos, siendo la parte superior de la espalda un área frecuentemente expuesta a varias tensiones.

El dolor cervical puede desarrollarse repentinamente, por ejemplo, como resultado de una lesión, o puede desarrollarse lentamente con el tiempo, por ejemplo, como resultado de años de una mala postura.

Por lo general, el dolor se puede aliviar a través del cuidado personal, como el descanso o la mejora de la postura. Pero a veces, los tratamientos médicos no quirúrgicos son necesarios, como la medicación o la fisioterapia.

Si los tratamientos no quirúrgicos no ayudan, entonces se pueden considerar opciones quirúrgicas.
Se debe consultar a un médico si el dolor persiste o continúa interfiriendo con las actividades de rutina, como el sueño.

Generalmente, puede haber un número de problemas que causan dolor en el cuello. Además, la irritación a lo largo de las vías nerviosas puede causar dolor en el hombro, la cabeza, el brazo y la mano.

La irritación de la médula espinal puede propagarse y causar dolor en las piernas y otras áreas debajo del cuello.

La mayoría de los casos de dolor de cuello desaparecen en unos pocos días o semanas, pero el dolor que persiste durante meses podría indicar una causa médica subyacente que necesita ser tratada.

Síntomas de dolor de cuello

Síntomas de dolor de cuello

El dolor de cuello se puede detectar si estas con alguno de los siguientes síntomas:

  • Cuello muy rígido que dificulta la rotación de la cabeza.
  • Dolor agudo en un solo lugar.
  • Dolor o sensibilidad en un área general.
  • Dolor que se irradia hacia abajo en los hombros, brazos o dedos; o que se irradia hacia arriba en la cabeza.

En algunos casos, otros síntomas asociados con el dolor de cuello son aún más problemáticos, por ejemplo:

  • Hormigueo, entumecimiento o debilidad que irradia en el hombro, los brazos o los dedos.
  • Problemas para agarrar o levantar objetos.
  • Problemas al caminar, equilibrio o coordinación.
  • Pérdida del control de la vejiga o de los intestinos.
  • El dolor de cuello puede ser menor y no muy molesto, de la misma manera que puede ser tan insoportable que interfiere con las actividades diarias importantes, como el sueño.
  • El dolor puede ser corto, intermitente o crónico. Aunque no es común, el dolor de cuello también puede ser un signo de un problema médico subyacente grave, como meningitis o cáncer.

¿Cuándo el dolor de cuello es grave?

Algunos síntomas asociados con el dolor de cuello pueden indicar que la salud de una raíz nerviosa o de la médula espinal está en riesgo, o tal vez haya una enfermedad o infección subyacente.
Estos síntomas pueden incluir dolor radiante, hormigueo, entumecimiento o debilidad en los hombros, brazos o manos; problemas neurológicos con el equilibrio, caminar, coordinación o control de la vejiga y los intestinos; fiebre o escalofríos; y otros síntomas perturbadores.
Además, el dolor de cuello después de un traumatismo, como un accidente automovilístico o una caída por las escaleras, requiere atención de emergencia.

Causas más frecuentes de dolor de cuello

Agudo: Dolor que dura menos de 4 semanas.

Subagudo: Dolor que dura de 4 a 12 semanas.

Crónico: Dolor que dura 3 meses o más.

La causa específica a menudo se desconoce para un dolor agudo. El dolor desaparece en 4 semanas, así que la mayoría de las personas no se preocupan por lo que causó la incomodidad temporal.Pero para otros tipos donde el dolor dura más tiempo, es importante entender la condición médica subyacente que causa el dolor para poder tratarlo mejor.

Las causas más comunes de dolor de cuello son las siguientes:

  • Esguinces debidos a una mala posición para dormir, el uso excesivo de los músculos o tendones, lesiones deportivas, mala postura en el trabajo o al conducir, movimientos repetitivos, mantener la cabeza en una posición inusual como por ejemplo una larga conversación por teléfono, latigazo cervical en un accidente de coche.
  • Enfermedad degenerativa del disco cervical: todo el mundo siente el desgaste de la columna vertebral cervical con el paso del tiempo. Es natural que los discos pierdan gradualmente la humedad y la capacidad de amortiguar las vértebras de la columna vertebral. Si un disco se degenera lo suficiente, puede causar irritación dolorosa de un nervio cervical de varias maneras, como una hernia de disco, un nervio pinzado o cambios en las articulaciones que pueden causar artritis.
  • Una hernia discal cervical que puede apretar o pellizcar un nervio cervical.
  • Artrosis cervical: cuando el cartílago de una vértebra cervical se desgasta lo suficiente, puede provocar una osteoartritis cervical, también conocida como espondilosis cervical.
  • Dolor de espalda y cuello por causas emocionales. Algunas veces, los músculos del cuello pueden contraerse y causar dolor en respuesta al estrés, la ansiedad o la depresión.
  • Infección. Si parte de la columna cervical se infecta, la inflamación puede causar dolor de cuello. La meningitis es un ejemplo.
  • Dolor miofascial, resultante de dolores musculares, típicamente en la parte superior de la espalda o el cuello. Los puntos desencadenantes pueden ser crónicamente dolorosos o sólo dolorosos al tacto. El dolor puede ser localizado o puede propagarse.
  • Fibromialgia, difícil de diagnosticar, pero generalmente involucra dolor muscular, tendinoso y de ligamentos en varias partes del cuerpo, incluyendo el cuello.
  • Tumor espinal. Un tumor, como el cáncer, podría desarrollarse en la columna cervical y presionar contra un nervio. Estos tipos de tumores se presentan con mayor frecuencia cuando el cáncer que ha comenzado en otra parte del cuerpo hace metástasis.
  • Espondilitis anquilosante. Esta artritis progresiva de la columna vertebral y la pelvis puede causar inflamación generalizada, dolor y rigidez en toda la columna vertebral, incluyendo el cuello.

Algunas investigaciones indican que la falta de sueño, la inactividad o el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de desarrollar dolor de cuello.

¿Qué tratamiento sirve para el dolor de cuello?

tratamiento sirve para el dolor de cuello

 

La mayoría de los dolores de cuello se pueden tratar con métodos no quirúrgicos, con atención domiciliaria y/o con la ayuda de un profesional de la salud, como un fisiotepeuta.

Aquí están los tratamientos que se pueden usar si el dolor de cuello no es debilitante y no ha comenzado como resultado de un trauma:

 Descanso

Para la mayoría de las personas con dolor de cuello y espalda alta, es suficiente ir despacio durante unos días para que los músculos y tendones sanen por sí solos. Es importante tener cuidado de evitar actividades vigorosas o movimientos que causen más dolor.

Terapia de frío y calor

La aplicación de hielo se puede utilizar como un anti inflamatorio para reducir la hinchazón y el dolor. Al principio, es mejor aplicar hielo o compresas frías para aliviar el dolor de cuello, ya que pueden cerrar temporalmente los pequeños vasos sanguíneos y evitar que la inflamación empeore.
Después de unos días, se puede aplicar hielo o calor alternadamente. La aplicación de calor continuo puede causar un aumento de la hinchazón.

Masaje o automasaje en el cuello

A menudo se utiliza después de aplicar hielo o calor, un masaje para aliviar la tensión muscular y los espasmos, reduciendo el dolor.
Debido a que no siempre puedes pagar los servicios de un profesional, el automasaje es una buena alternativa, que puede ser practicado, por qué no, con la ayuda de una almohadilla cervical de masaje (y calefacción).
También se puede usar el auto-masaje con un rodillo de masaje que aliviará los puntos críticos que son dolorosos.

Corrección de postura

Una mala postura causa dolor de cuello, entonces los cambios simples en su rutina postural podrían ser la solución. Esto podría incluir cambiar una estación de trabajo por una que sea más ergonómica, con una silla, un monitor y un teclado posicionados para mantener el cuerpo, la cabeza y el cuello más alineados en una posición natural.

Aprender a dormir boca arriba en lugar de boca abajo o de lado con una almohada y un colchón ergonómicos.
Algunos pacientes notan los efectos beneficiosos de las almohadas de agua, que les permiten dictar mejor la firmeza del cojín. Cuanta más agua contenga la almohada, más firme será y viceversa.

Modificaciones en el estilo de vida

Si algunas actividades cotidianas causan dolor de cuello, entonces estas actividades se deben limitar o evitar.
Algunos notan, por ejemplo, los efectos positivos de la natación para eliminar el dolor de cuello, reduciendo la inflamación, aliviando rápidamente el dolor y quitando la rigidez en el cuello. No hay necesidad de nadar si es demasiado doloroso, simplemente sumergirse en el agua y moverse generada buenos resultados.

Considerar la posibilidad de utilizar un auricular Bluetooth para realizar llamadas, en lugar de colocar el teléfono entre el hombro y el oído si habla demasiado tiempo por un telefono móvil.

Medicamentos

Muchos analgésicos de venta libre están disponibles para reducir la inflamación o evitar que las señales de dolor lleguen al cerebro. Sin embargo, estos medicamentos deben usarse con precaución. Leer la etiqueta completa de  instrucciones y advertencias del analgésico es importante.

Acupuntura

La acupuntura proporciona diferentes grados de alivio del dolor de cuello.
La eficacia de la acupuntura y el masaje profundo a menudo depende de las habilidades del practicante, de ahí la importancia de que los pacientes investiguen estos métodos de tratamiento y comprendan realmente cómo identificar a un profesional competente.

Si el dolor de cuello dura más de cuatro semanas o continúa reapareciendo, o si hay otros síntomas problemáticos por ejemplo, síntomas neurológicos, es importante consultar a un profesional de la salud para una evaluación.

POR FAVOR AYÚDANOS A DIFUNDIR ESTE MENSAJE!
Si esta información fue útil para ti, puede serlo de igual forma para otras personas que tengan alguna molestia en su espalda. Escoge tu red social preferida y comparte. Gracias

 

0/5 (0 Reviews)