Saltar al contenido
Dolor de la Espalda

9 Tratamientos naturales para el dolor de espalda

Tratamiento natural para el dolor de espalda

Si usted manifiesta un intenso dolor de espalda, sabe que esto puede hacer que se sienta miserable. Ya sea un dolor persistente en la parte baja de la espalda o espasmos, un dolor en el cuello o un dolor en el nervio ciático que baja por las piernas, el dolor de espalda crónico puede hacer que se aleje del trabajo y de sus actividades favoritas.

Desafortunadamente, el dolor de espalda es bastante común en nuestra sociedad. Ocho de cada diez personas sufren algún tipo de dolor de espalda durante su vida. El dolor lumbar, en particular, es responsable de 2,6 millones de visitas a la sala de urgencias cada año y es la principal causa de incapacidad laboral en todo el mundo.

A pesar de una gran cantidad de investigaciones en los últimos años sobre cómo tratar el dolor de espalda, demasiados pacientes todavía reciben tratamiento innecesario y a menudo excesivo. En lugar de ser instados a seguir trabajando y mantenerse activos, lo que ha demostrado ser eficaz, a menudo se les pide a los pacientes que se tomen tiempo libre para descansar, se les remite a exámenes y cirugía y se les prescriben analgésicos, incluidos los opioides.

Afortunadamente, hay muchos tratamientos alternativos para el dolor de espalda, muchos de los cuales son fáciles de hacer en casa y asequibles, sin necesidad de receta médica.

Conozca los mejores tratamientos naturales para el dolor de espalda

Consuma una dieta antinflamatoria

Los alimentos que comemos pueden prevenir y revertir una serie de condiciones de salud, incluyendo algunos tipos de dolor de espalda. La inflamación es la respuesta natural de su cuerpo para protegerse del daño y es una causa conocida de dolor de espalda.

Los estudios han sugerido que una dieta antiinflamatoria puede ser tan efectiva para tratar el dolor de espalda como los medicamentos antiinflamatorios no esteroides, como la aspirina o el ibuprofeno.

Los alimentos que combaten la inflamación incluyen:

Frutas y verduras de colores brillantes, como zanahorias, remolachas, batatas, arándanos, naranjas, fresas y tomates.

  • Pescados grasos, como el salmón, las sardinas y la caballa.
  • Verduras de hoja verde, incluyendo espinaca, col rizada, col rizada y brócoli.
  • Grasas monoinsaturadas y saludables, como el aguacate, el aceite de oliva y el aceite de canola.
  • Frutos de cáscara, incluidas las almendras y las nueces.
  • Semillas, como chía, girasol y calabaza.

Asegúrese de evitar los alimentos que puedan promover la inflamación, incluyendo la comida rápida, los alimentos procesados y los alimentos ricos en grasas saturadas y carbohidratos refinados.

Calcio

El calcio es clave para tener dientes y huesos fuertes, y (junto con la vitamina D) puede aliviar el dolor de espalda causado por afecciones que afectan la masa y la fuerza ósea, como la osteoporosis.

Dependiendo de la edad, la mayoría de los adultos deben recibir entre 1,000 y 1,200 mg de calcio al día y entre 600 y 800 unidades internacionales de vitamina D al día.

La mayoría de los pacientes no deben consumir más de 2,000 mg de calcio al día porque demasiado calcio puede causar problemas cardíacos y aumentar el riesgo de fracturas óseas.

Los alimentos ricos en calcio incluyen:

  • Sardinas y salmón con espinas en conserva.
  • Lácteos, como yogur natural, queso y leche.
  • Verduras de hoja verde, como el brócoli.
  •  Soya y tofu.

Si le resulta difícil obtener suficiente calcio en su dieta, hable con su médico, quien puede recetarle un suplemento de calcio o remitirlo a un nutricionista certificado para que le dé recomendaciones nutricionales.

Lograr un peso saludable

Más del 70 por ciento de las personas en los Estados Unidos tienen sobrepeso y casi el 40 por ciento son consideradas obesos. Llevar peso extra puede forzar significativamente los músculos de la espalda y la columna vertebral.

Bajar de peso puede ser difícil; sin embargo, hacerlo puede ayudar a controlar el dolor de espalda, evitar que la afección empeore e incluso eliminar potencialmente la necesidad de analgésicos o cirugía. Si necesita ayuda para bajar de peso, solicite una cita con su médico.

Acupuntura

La acupuntura es una técnica en la que se insertan pequeñas agujas en el cuerpo para estimular puntos específicos, o canales de energía, y es pensada por algunos pacientes y médicos para aliviar el dolor de espalda.

Algunos estudios, sugieren que la acupuntura podría ser una terapia efectiva para ciertos tipos de dolor de espalda.

Conoce más sobre este tema: Acupuntura para la hernia de disco

Cómo Curar una Hernia Discal sin Cirugía

Biorretroalimentación

En los últimos años, la biorretroalimentación – un tipo de técnica mente-cuerpo que utiliza sensores eléctricos para ayudarle a hacer cambios sutiles en su cuerpo, ha crecido en popularidad como una manera efectiva de controlar el dolor de espalda. La biorretroalimentación podría reducir la intensidad del dolor de espalda y la tensión muscular, tanto como tratamiento independiente como cuando se combina con otros tratamientos.

Practique la meditación

La meditación es una terapia bien conocida para aliviar el estrés y la ansiedad. Sin embargo, algunas investigaciones sugieren podrían reducir la intensidad del dolor lumbar y mejorar la función de la espalda a corto plazo.

Practicar yoga

Independientemente del tipo y la gravedad de su dolor de espalda, el yoga puede reducir significativamente sus síntomas. Algunos pacientes pueden evitar los analgésicos y la cirugía por completo. Los pacientes con dolor de espalda crónico tienen menos probabilidades de tomar medicamentos para el dolor después de participar en una práctica de yoga de 12 semana.

Dejar la vida sedentaria

Usted podría estar tentado a tomar un descanso de toda actividad física cuando le duele la espalda, pero hacerlo en realidad puede empeorar el dolor. Para muchos pacientes, una combinación personalizada de ejercicios de entrenamiento de fuerza centrados en el núcleo (los músculos abdominales y de la espalda), ejercicios de flexibilidad y actividad aeróbica pueden prevenir y controlar eficazmente el dolor de espalda crónico.

planchas dolor de espalda

Los ejercicios de fuerza central pueden proporcionar apoyo adicional a la parte baja de la espalda, mejorando la postura y reduciendo la tensión en la columna vertebral.

La flexibilidad de los músculos y ligamentos de la espalda aumentan su rango de movimiento y mejora la función de la espalda.

El ejercicio aeróbico puede aumentar el flujo sanguíneo y los nutrientes a los tejidos de la espalda, acelerando la cicatrización y reduciendo la rigidez que puede provocar dolor de espalda.

Dejar de fumar

Fumar inhibe el flujo sanguíneo e impide que los tejidos de todo el cuerpo reciban oxígeno y nutrientes, lo que puede hacer que la columna vertebral y los músculos de la espalda se debiliten. El resultado: dolor de espalda crónico.

Cuando esté listo para dejar de fumar, hable con su médico acerca de las herramientas para dejar de hacerlo, tales como medicamentos recetados o goma de mascar o parches de nicotina. Además, considere un programa para dejar de fumar que, en combinación con medicamentos, ha demostrado ayudar a los pacientes a dejar el tabaco para siempre.

Cuando se trata de eliminar el dolor de espalda, la cirugía debe reservarse sólo para pacientes con condiciones severas o cuando los tratamientos más naturales no funcionan. Para la mayoría de los pacientes, los cambios en el estilo de vida y los tratamientos naturales pueden ayudar a mantener a raya el dolor de espalda a largo plazo.

5/5 (1 Review)